Cuidado de los neumáticos

1. Presión correcta de los neumáticos

Mantener el nivel recomendado de presión de aire en los neumáticos amplía su vida útil y garantiza una maniobrabilidad, un frenado y un ahorro de combustible óptimos.

Todos los neumáticos pierden aire, normalmente a un ritmo de aproximadamente 0,69 bar (o 1 libra por pulgada cuadrada [psi]) al mes. Este ritmo puede acelerarse si se realizan viajes largos, se transita por superficies de carretera desiguales o se transportan cargas pesadas con frecuencia. Además, las pérdidas de aire aumentan con temperaturas más calurosas. Compruebe la presión mensualmente y recuerde examinar las bandas de rodadura con la misma regularidad. Debe comprobar los neumáticos cuando estén fríos, ya que la conducción los calienta, expande el aire que hay en su interior y aumenta el riesgo de que la lectura sea imprecisa.

Puede consultar la presión recomendada en el manual de usuario de su vehículo o en el flanco del neumático.

Cómo revisar la presión

  1. Utilice el manómetro del compresor de aire de su taller mecánico o compre uno en una tienda de productos para automóviles.
  2. Localice la válvula del neumático y desenrosque el tapón.
  3. Inserte el manómetro en la válvula y presione hacia abajo. A continuación, oirá un breve silbido y el indicador del manómetro mostrará una lectura.
  4. Compare la presión del manómetro con el valor en bar o psi recomendado para el neumático.
  5. Infle o desinfle el neumático, según sea necesario.
  6. Vuelva a comprobar la presión y ajústela de nuevo hasta alcanzar el nivel recomendado.
  7. Vuelva a colocar el tapón de la válvula.
  8. Repita la operación en los cuatro neumáticos.

Si aprecia una caída de presión excesiva o inusual, el neumático podría presentar pérdidas. En tal caso, consulte con un profesional.

2. Rotación de los neumáticos

Explicación sobre la rotación de los neumáticos

Rotar los neumáticos le ayuda a obtener un desgaste uniforme en todo el juego. Por extraño que parezca, el desgaste puede ayudar a ampliar la vida útil de los neumáticos y proporcionar una maniobrabilidad y una tracción equilibradas. La rotación regular de los neumáticos puede contribuir a que su vehículo maniobre con suavidad. Es recomendable rotar los neumáticos cada dos cambios de aceite.

¿Por qué debe rotar los neumáticos? Por lo general, los neumáticos delanteros de los vehículos se desgastan más rápidamente que los traseros. Cambiar sus posiciones frecuentemente ayuda a que se desgasten más uniformemente y a que sus bandas de rodadura lleguen al final de su vida útil. No obstante, conviene recordar que la rotación de los neumáticos no corrige problemas de desgaste debidos a presiones de inflado incorrectas.

¿Con qué frecuencia deben rotarse? Es recomendable rotar los neumáticos cada dos cambios de aceite (entre cada 10.000 y 12.000 km, aproximadamente). Si conduce a altas velocidades, transporta cargas pesadas o recorre distancias largas regularmente, la tensión adicional a la que se ven sometidos los neumáticos podría requerir rotaciones ligeramente más frecuentes. Debe rotar los neumáticos lo antes posible si detecta cualquier desgaste desigual en ellos. Si los neumáticos emiten un zumbido al circular por una carretera lisa, podría ser el momento de pensar en rotarlos.

¿Puedo rotar los neumáticos yo mismo? Dado que es importante que los neumáticos lleven el ajuste correcto, le recomendamos que acuda a su proveedor o taller mecánico para que un profesional se ocupe de hacerlo. Sin embargo, la tarea es lo bastante sencilla como para poder realizarla usted mismo, y es buena idea que sepa cómo se lleva a cabo aunque la deje en manos de un profesional. No necesita ninguna herramienta especial, solo algo de espacio y unas pocas horas de su tiempo.



Consulte siempre el manual de usuario del vehículo para comprobar si contiene alguna recomendación del fabricante al respecto.

Es recomendable que la rotación de los neumáticos siga los patrones que se muestran a continuación.

Debe rotar los neumáticos de adelante hacia atrás si son todos del mismo tamaño (patrones A-D).

Algunos vehículos están equipados con neumáticos y ruedas de diferentes tamaños en los ejes delantero y trasero. De ser este el caso, se recomienda seguir el patrón E (si los neumáticos instalados son no direccionales).

Compruebe siempre las flechas moldeadas en el flanco al rotar neumáticos con un patrón de banda de rodadura direccional. Estas flechas indican la dirección de giro del neumático y deben observarse estrictamente. Si el vehículo está equipado con neumáticos direccionales del mismo tamaño, podría seguirse el patrón A.

En los vehículos que emplean neumáticos o ruedas direccionales de diferente tamaño con distintas distancias de eje en los ejes delantero y trasero, los neumáticos deben desmontarse, montarse y reequilibrarse para realizar la rotación correctamente. Consulte siempre el manual de usuario del vehículo para comprobar si contiene alguna recomendación del fabricante al respecto.

3. Leer las bandas de rodadura de los neumáticos

Comprobaciones del estado de las bandas de rodadura

Las bandas de rodadura le proporcionan mucha información acerca del estado de su vehículo y le alertan de posibles problemas. Le recomendamos que examine regularmente las bandas de rodadura para detectar posibles problemas que podrían requerir una solución profesional. Acostúmbrese a examinar las bandas de rodadura todos los meses y antes y después de realizar viajes largos.

Qué buscar:Indicadores de desgaste de la banda de rodadura: Los indicadores de desgaste de la banda de rodadura consisten en barras de caucho rígido que solo se hacen visibles cuando la banda de rodadura del neumático se ha desgastado por debajo de un nivel determinado. Aunque la profundidad mínima para las bandas de rodadura establecida por ley en la UE es de 1,6 mm, nuestra marca recomienda contar con una profundidad no inferior a 4 mm en los neumáticos de invierno. El hecho de que los indicadores de desgaste de la banda de rodadura se hagan visibles es un signo de que debe sustituir los neumáticos. Las letras "TWI" que aparecen en el flanco le mostrarán dónde se encuentran dichos indicadores. Profundidad de la banda de rodadura: También puede utilizar un calibrador de profundidad para asegurarse de que las bandas de rodadura de los neumáticos de su vehículo cumplen la legislación. Puede comprar este sencillo instrumento en su tienda de productos para automóviles local. Cuando utilice el calibrador, asegúrese de medir los extremos tanto interior como exterior de los neumáticos. Objetos atascados en los surcos de las bandas de rodadura: No es extraño que pequeños objetos queden atascados en las bandas de rodadura. Extraiga cualquier piedra o esquirla durante sus inspecciones periódicas y tenga cuidado de no dañar el neumático. Acuda a un profesional si no puede retirar algún objeto con facilidad o si cree que se trata de un clavo u otro elemento punzante que ha perforado el caucho, ya que podría desinflar el neumático al extraerlo.

Desgaste excesivo en el exterior de la banda de rodadura: Es habitual que los neumáticos que cuentan con una presión insuficiente se desgasten rápidamente por los bordes. Compruebe la presión de los neumáticos y compárela con las recomendaciones del fabricante. Si descubre que un neumático está perdiendo aire rápidamente, solicite a un especialista que verifique si presenta fugas. Conducir con una presión insuficiente en los neumáticos reduce su vida útil, aumenta el consumo de combustible y le expone a un mayor riesgo de sufrir accidentes. Si detecta signos de un desgaste excesivo únicamente en los neumáticos delanteros, podría ser indicativo de que toma las curvas a demasiada velocidad. En tal caso, considere modificar sus hábitos de conducción.

Desgaste excesivo en el centro de la banda de rodadura: Es habitual que los neumáticos que cuentan con una presión excesiva se desgasten rápidamente por el centro de su banda de rodadura. Una presión de aire excesiva puede aumentar el riesgo de reventón, por lo que siempre deberá asegurarse de que los neumáticos están inflados a la presión exacta recomendada por el fabricante.

Desgaste desigual en todos los neumáticos: Los neumáticos instalados en el eje delantero realizan un esfuerzo mayor que los instalados en el eje trasero, ya que deben soportar el peso del motor durante la mayor parte del tiempo y están sujetos a más fuerzas de dirección y frenado. Sin embargo, si los neumáticos delanteros de su vehículo están desgastándose más rápido de lo previsto, dicho desgaste podría indicar problemas con los amortiguadores. Un desgaste más rápido en un lado del vehículo que en el otro indica que es aconsejable alinear las ruedas.

Desgaste desigual en un único neumático: Las zonas con un desgaste desigual en un único neumático pueden indicar que es necesario equilibrar o alinear las ruedas de su vehículo. La aparición de calvas también puede ser indicativa de la necesidad de comprobar la suspensión. Consulte con un especialista en neumáticos para determinar la causa.

Patrón con forma de dientes de sierra en los bordes: La causa más probable de los patrones con forma de dientes de sierra o plumas en torno a los bordes de los neumáticos suele ser una fricción errática contra la carretera. Consulte con un profesional para saber si debe alinear las ruedas.

4. Cuándo debo cambiar los neumáticos

Varios factores

La vida útil de cualquier neumático depende de varios factores, incluidas las condiciones meteorológicas, los hábitos de conducción, las superficies de las carreteras y el mantenimiento que se realice de él.

Bandas de rodadura desgastadas

Al estar fabricadas con caucho blando, las bandas de rodadura de los neumáticos se desgastan con el paso del tiempo incluso cuando se realiza un buen mantenimiento de estos. Aunque la profundidad mínima para las bandas de rodadura establecida en la UE es de 1,6 mm, nuestra marca recomienda contar con una profundidad mínima de 4 mm en los neumáticos de invierno.

Para saber cuándo se han desgastado las bandas de rodadura, examine los indicadores de desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos. Dichos indicadores son barras de caucho que solo se hacen visibles una vez que la banda de rodadura se ha desgastado por debajo del nivel de conducción segura. Las letras TWI en el flanco del neumático le indicarán dónde se encuentran. También debe acostumbrarse a examinar las bandas de rodadura, ya que la aparición de patrones de desgaste desiguales puede indicar otros problemas en los neumáticos o su vehículo.

Daños en los neumáticos

Los daños visibles en la banda de rodadura, los hombros o los flancos de un neumático son un signo de que este debe sustituirse. Las pequeñas grietas en el flanco –un fenómeno que se conoce como "cuarteo"–, así como las burbujas, las ampollas, los cortes u otras imperfecciones, podrían desembocar en un fallo del neumático. Los daños de este tipo indican que debe sustituir los neumáticos por otros nuevos incluso si las bandas de rodadura del juego actual indican que su vida útil no ha finalizado aún.

Para obtener un rendimiento óptimo y fomentar un desgaste uniforme, Dunlop recomienda sustituir los cuatro neumáticos al mismo tiempo. No obstante, si solo desea sustituir dos neumáticos desgastados, asegúrese de que las características de los nuevos coinciden con las de los antiguos. Para obtener una mejor tracción y estabilidad, le recomendamos que instale los dos neumáticos nuevos en el eje trasero en lugar de en el delantero.